Violar no es cosa de “enfermos”

Después de los espeluznantes sucesos que costaron a vida a Sandra Palo (y que arruinaron para siempre las vidas de sus familiares), a nuestros representantes parece que les preocupa más proteger los derechos del malnacido violador-asesino Rafita y sus secuaces.

De nada sirvieron las lágrimas, los gritos y los ruegos de la madre de Sandra pidiendo un cambio en la ley del menor para que estos delitos sean castigados como se debe.  Desde su Fundación, sigue incansable y heroica batallando por la justicia.  Porque la violación no es cosa de niños, sino que se trata de una deleznable conducta de adultos.  Aunque la realice un menor de edad, que ya sabe muy bien lo que está haciendo porque el uso de razón se adquiere antes que el uso de pene o de vagina.

Con estos antecedentes de dejadez de nuestros “queridos hacedores de leyes”, es lógico que la aberración vuelva a producirse.  Esta vez en primero en Córdoba y luego en Huelva, y nuevamente la víctima es una niña con discapacidad psicológica.  Y volverá a suceder, hasta que alguno viole a la hija pequeña de Bono o de algún otro diputado.  Entonces tal vez la cosa cambie. Pero no antes, lamentablemente.

Mientras eso sucede, vamos a repasar un poco lo que piensan los psiquiatras de la violación.  Y vamos a sorprendernos un poco con las conclusiones de la entrevista, publicada hoy por el diario El Mundo.

 ¿Qué pasa por la mente de esos chicos para llegar a traspasar los límites sociales y morales más básicos de esa manera?

no existe ningún trastorno mental detrás que sirva como atenuante. Simple maldad, falta de educación en respeto y valores, machismo de grupo y el envalentonamiento de los más indecisos siguiendo a un líder son algunas de las causas que podrían explicar lo ocurrido.

– “Vivimos en una sociedad tan ‘hipererotizada’ que lo que me sorprende que es que no haya más casos como éste”. Los menores reciben tantos estímulos sexuales a través de todos los medios de comunicación que “a la mínima ocasión en que uno toma la iniciativa los compañeros se apuntan rápidamente”.

-Existe un “machismo de grupo” detrás de sucesos como éstos, y existe un gran peligro de que se produzca un fenómeno de imitación.

“Lo que sí es obvio es que son chicos que en su casa no han tenido muchas normas morales, seguramente se han criado en familias que no han transmitido una idea del bien y del mal”.

– “Ser mala persona no es un diagnóstico psiquiátrico. No se puede buscar ningún trastorno como atenuante o eximente de lo que han hecho”, asegura indignado a elmundo.es. “El paciente psiquiátrico es un ser que sufre, pero en estos casos no hay ningún respeto al otro; es una brutalidad, una cuestión de mala educación y deben pagar por lo que han hecho”.

– Respecto de la existencia de un líder  y de quienes lo siguen a cometer el delito, tampoco tiene justificación para “los seguidistas”; en estas situaciones,  “hay que saber decir no”.  Y la agresión tiene más que ver con  las ganas de humillar y agredir a la chica que de resolver unas necesidades sexuales como pueda tener un violador adulto.

Y luego les sale la charlatanada de siempre al decir que si necesitan tratamiento y eso.  Lo que necesitan estos HIJOS DE PUTA es educación y castigo. 

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo españa, estupidez, Uncategorized

5 Respuestas a “Violar no es cosa de “enfermos”

  1. Uno que pasaba por aqui

    Tú lo que eres es un facha. Lo que necesitan esos niños es comprensión y apoyo para que no vuelvan a hacerlo. Llevas la represión en la sangre.

  2. Epiro

    Claro, claro…vamos a ver, según “uno que pasaba por aquí” los niños violadores necesitan comprensión.

    Muy bien, propongo que lo encerremos en cualquier cárcel de España en el pabellón de violadores y que allí les explique eso de la comprensión, eso sí, saldrá de allí como un compás después de haber hecho una circunferencia enorme.

    Por lo demás, esto se cura modificando la vergonzosa ley del menor que tanto le gusta a nuestro amigo fascista del comentario uno (debe ser que no se come una rosca y la única forma que tiene de comérselas es haciendo lo mismo que estos niños criminales)

    Estos menores que cometen delitos de adultos, merecen penas de adultos.

  3. Por supuesto que merecen penas de adultos. Y nada de “buena conducta” y demás idioteces.

    Saludos.

  4. Los chicos y chicas de hoy en día no es que no tengan ningún tipo de educación moral, es que no tienen ningún tipo de educación. Son chicos a los que no se les ha puesto ningún límite. Desde luego en casa no, por eso en los colegios nos las vemos y nos las deseamos para que obedezcan la más mínima norma de convivencia (y os prometo que cuesta sangre que lo hagan -más de un profesor acabaremos con alguna dolencia cardiaca, porque es como trabajar en la selva).

    Son chicos, por otra parte, que sólo están pendientes de su ombligo. No hay nada más que ellos, no les importa nada que no sea ellos, sus necesidades, sus deseos, etc. y pasarán por encima de lo que sea necesario para verlos satisfechos. Si para ello tienen que violar, lo harán. No les importa. Muchos no tienen conciencia del mal, pero otros sí y, aun así, les importa un comino: como son menores, no les va a pasar nada (te lo dicen así, os lo juro).

    El primer visitante (el que pasaba por aquí) supongo que será de los que ven a esos “niños necesitados de comprensión y apoyo” por la tele. Estoy segura de que no los ha tenido a menos de 10 metros y, desde luego, no ha tenido que verse las caras con esos descarados, lenguaraces, matones, capaces de hacerte cualquier cosa porque les digas que se sienten y se estén callados. Con llamar facha al que opina diferente y pide más mano dura, lo tiene arreglado. Pues bien, si así es como lo ves, yo soy facha, muy facha, requetefacha porque esos “niños necesitados de comprensión y apoyo” lo que verdaderamente necesitan es una mano dura que les ponga límites, que les diga: de aquí no se pasa, y que les haga pagar si traspasan esa línea. Si no se hace así, chico que pasabas por aquí, esto será la selva donde imperará la ley del más fuerte, una ley por la que algunos nos vemos sometidos a restricciones y otros tienen paso franco para hacer lo que les venga en gana.

    Saludos y perdón por la parrafada.

    S. Cid

  5. No te disculpes, Cid. Has estado genial. Quien debería disculparse por las barbaridades que dice es el “que pasaba por aquí”, pero ya nos tiene acostumbrados a su estulticia y su falta de sentido común.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s