Archivo diario: julio 26, 2009

La conciencia de Divar

Reproduzco a continuación el artículo de Ana Álvarez, de su blog de Hazte Oir.

Hace mucho tiempo que tenía medio “abandonado” el blog, lamentablemente por falta de tiempo y no porque falten temas que me mueven a lareflexión. Y lamentablemente, también a la indignación. El viernes me desperté con esta portada de El País:

09-07-24-creencias-divar-portada-el-pais

Y cada vez que vuelvo a verla, vuelvo a flipar: “Dívar apela a sus creencias para impedir el informe sobre el aborto”.

Como bien indica Elentir en su blog, parece que no importa un pimiento que Dívar se hubiera inspirado en

– el Art.15 de la Constitución: ”Todos tienen derecho a la vida”,

– el Art.3 de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre: ”Todo individuo tiene derecho a la vida”

la Sentencia 53/1985 del Tribunal Constitucional: “la vida humana es un devenir, un proceso que comienza con la gestación”

No, definitivamente NO. No existen argumentos jurídicos según el País para rechazar un informe contra el asesinato más vil y más cobarde: el de los niños por nacer.

Y las normas más elementales de ética periodística tampoco parecen existir para El País, porque pretenden denostar el voto de Dívar basándose en un cotilleo de pasillo de esos que “se lo dijo a la hermana del cuñado del vecino de la peluquera de mi prima”. Toda una demostración de seriedad profesional, la entronización del marujeo de feria. Porque ésto es lo que ha dicho El País:

“Dívar, que no hizo declaraciones públicas, comentó a personas de su entorno que su conciencia no le permitía hacer otra cosa.”

O sea, que Dívar es un teocón rouco-varelista-papista-cavernario que ataca el derecho a matar basándose en el 5º mandamiento: ”No matarás”. Amén.

De más está decir que los Diez Mandamientos fueron un código legal, uno de los más antiguos, que regularon la vida del pueblo judío y de muchos más. Y aunque los Diez Mandamientos sean uno de los compendios legales y morales más básicos y efectivos para regular la vida social de un pueblo, para los señores de El País una norma como “no matarás” queda automáticamente desacreditada si por una de esas huele a incienso.

Por esa misma razón un simple cotilleo los lleva a “desacreditar” la “conciencia de Dívar”. Porque habría cometido la terrible osadía de tomar una decisión basándose en SUS creencias, en vez de las creencias compartidas por la ministra Aído, el presidente feminista-radical Zapatero, el doctor Morín y los redactores de El País: la “conciencia oficial”.

Y mientras El País sigue marujeando para servir a su “amo”, nosotros seguiremos defendiendo NUESTRA LIBERTAD DE CONCIENCIA para seguir defendiendo el IRRENUNCIABLE DERECHO A LA VIDA.

 

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized