Sucedió “mañana”

Aniversario de la Batalla de Tetuán.

Hacia el año 1859, nuestras ciudades de Ceuta y Melilla eran atacadas constantemente por las tribus marroquíes, llegando el asunto a no “poderse aguantar”.

El General O’Donnell pidió explicaciones al sultán de Marruecos Mohamed IV, que dio la callada por respuesta.

Como entonces, no había “papanatismo” y quedaba un poquito de amor propio, España le declaró la guerra a Marruecos, registrándose un apoyo masivo de la población, con un ingente alistamiento de voluntarios, sobre todo procedentes de Cataluña y Vascongadas (sí… sí… no me he equivocado…).

Un ejército expedicionario de cerca de 40.000 hombres partió de Algeciras y Málaga a bordo de 41 buques, con la idea e recordar a los del turbante que lo de Las Navas de Tolosa no fue casualidad.

Mandaba las fuerzas el propio presidente del Gobierno (os imagináis eso hoy?), general O´Donnell, quien dividió las fuerzas de Infantería en tres cuerpos de ejército en los que puso al frente a los generales Juan Zavala de la Puente, Antonio Ros de Olano y Ramón de Echagüe. La división de Caballería quedó al mando del general Alcalá Galiano, y el cuerpo de reserva estuvo bajo el mando del general Juan Prim. El almirante Segundo Díaz Herrero fue nombrado jefe de la flota. El objetivo era tomar Tetuán y Tánger.

Tras la victoria española en la Batalla de Castillejos, nuestros hombres se dirigieron a Tetuán, donde las fuerzas marroquíes se habían refugiado tras haber recibido lo suyo de nuestra artillería. En el asalto se significaron especialmente los Voluntarios Catalanes a los que dirigió su paisano el General Prim, pereciendo en el asalto uno de cada cuatro componentes de esta Unidad.

Como resultado de la contienda, ganada a través de la decisiva victoria de Tetúan, España ganó territorio alrededor de Ceuta y de Melilla, recibió un pequeño enclave en Ifni y le fue cedida Tetúan, teniendo que abonar el Sultán de Marruecos una indemnización de guerra. El coste en vidas de la campaña, fue de 8.000 españoles muertos

Cuando O’ Donnell regresa a España con las tropas para recibir el agasajo del pueblo en Madrid, acampa al norte de la ciudad, recibiendo aquel espacio el nombre de “Tetuán de las Victorias”, dando origen, posteriormente, al actual barrio de Tetuán.

Mañana, lunes 6, cuando estéis saliendo de casa y os pongáis la bufanda, recordad que un 6 de febrero de 1859, la bandera española ondeó en Tetuán, y muchos de los nuestros dejaron su vida.

Si podéis, contadlo por ahí.

Deja un comentario

Archivado bajo españa, historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s