Juan López y John Ward

Ante tamaño despropósito “malvinero” del gobierno argentino y las “sensibilidades” del gobierno británico, las sabias y escuetas palabras de Borges resuenan silenciosamente en este cuento:

Juan López y John Ward

Les tocó en suerte una época extraña.

El planeta había sido parcelado en distintos países, cada uno provisto de lealtades, de queridas memorias, de un pasado sin duda heroico, de derechos, de agravios, de una mitología peculiar, de próceres de bronce, de aniversarios, de demagogos y de símbolos. Esa división, cara a los cartógrafos, auspiciaba las guerras.

López había nacido en la ciudad junto al río inmóvil; Ward, en las afueras de la ciudad por la que caminó Father Brown. Había estudiado castellano para leer el Quijote.

El otro profesaba el amor de Conrad, que le había sido revelado en una aula de la calle Viamonte.

Hubieran sido amigos, pero se vieron una sola vez cara a cara, en unas islas demasiado famosas, y cada uno de los dos fue Caín, y cada uno, Abel.

Los enterraron juntos. La nieve y la corrupción los conocen.

El hecho que refiero pasó en un tiempo que no podemos entender.

Jorge Luis Borges

Juan Lopez and John Ward

It was their luck to be born into a strange time.

The planet had been parceled out among various countries, each one provided with loyalties, cherished memories, with a past undoubtedly heroic, with rights, with wrongs, with a particular mythology, with bronze forefathers, with anniversaries, with demagogues and symbols.  This arbitrary division was favorable for wars.

Lopez was born in the city beside the tawny river; Ward, on the outskirts of the city where Father Brown walked. He had studied Spanish in order to read Quijote.

The other one professed a love for Conrad, who had been revealed to him in a classroom on Viamonte Street.

They might have been friends, but they saw each other face to face only once, on some overly famous islands, and each one of them was Cain, and each was Abel.

They were buried together. Snow and corruption know them.

The incident I mention occurred in a time that we cannot understand.

Jorge Luis Borges

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo derecho de propiedad, filosofia de la libertad, grandes discursos, omnipotencia estatal

Una respuesta a “Juan López y John Ward

  1. DoraH

    Brillante. Borges era un genio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s