Las exequias de un ser execrable

Algunas estampas imperdibles de l triste espectáculo que ha sido el velatorio de Santiago Carrillo. Triste porque se va sin pagar ni uno solo de sus crímenes, triste porque un asesino ha sido loado y triste porque para ser considerado un “político indispensable”la verdad es que no ha tenido una despedida multitudinaria como algunos medios insisten en repetir.

Los “fans” del asesino de Paracuellos.  Gracias a Dios son pocos y todos entrados en años.  Aunque a juzgar por la energía con que levantan el puño, parecen chavales.

 

El rostro impasible de Bono, casi una mueca indescifrable…

 

La cara de horror de la niña de Rajoy.  Y no es para menos, estando frente a los despojos mortales de un genocida.

 

Jordi Pujol reflexionando… ¿seguirá él? ¿Cuándo?

 

Y un fan anónimo, con una camiseta de reminiscencias revolucionarias.  Sólo le faltaba la guillotina…

 

Con su muerte se cierra un ciclo nefasto de la historia de España.  Espero que finalmente pueda dejarse atrás, en el pasado al que pertenece, uno de los episodios más luctuosos de la historia reciente de nuestro país.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo casta politica, comunismo, españa, guerra civil, historia, socialismo, terrorismo, totalitarismos, Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s