Archivo diario: enero 17, 2013

Pero no hay dinero

Resulta que no hay un duro partido por la mitad, que hay que crear un “banco malo” para salvarles la situación a los bancos enladrillados hasta las cejas y cuyas pérdidas serán pagadas por todos los contribuyentes, contribuyentas y contribuyentos de la España plural, discutida y discutible.

El “patrimonio” aportado por los bancos “buenos” al banco “malo consta de 89,000 INMUEBLES VACÍOS, que son más o menos unos 36,700 millones de euros.  Digo yo…alguno le valdrá al banco “malo” para oficinas, ¿no?

Pues parece que no.  Y el banco “malo” -con tu dinero, con tu sangre y tu sudor- se va a alquilar unas oficinas hiper mega chulas y pijas en el Paseo de la Castellana, 89… a razón de 58.000 euros por mes de renta.  Casi 700.000 euros al año.

No está nada mal, teniendo en cuenta que se lo vamos a pagar todos nosotros…

La Belencita Romana y Rodolfo Martín Villa estarán la mar de cómodos aquí:

 

Edificio-Banco-Malo

 

Mientras tanto, el banco “malo” seguirá aumentando su “cartera” de inmuebles, ya que seguirán los desahucios para aquellos que se quedan sin trabajo porque a sus empresas les aumentan los impuestos … para pagar el despilfarro de la casta política inmoral e indolente.

Siga el baile!

5 comentarios

Archivado bajo animaladas, bancos, casta politica, despilfarro, economia, españa, gobierno, omnipotencia estatal

Los Encargados

Cuando una imagen y un sonido significan más que mil palabras…

Un cortejo fúnebre con siete Mercedes Benz negros que portan -como si se tratara de féretros- los retratos invertidos del rey Borbón y los 6 presidentes de gobierno post-franquistas.

Este proyecto se llama “Los encargados“.  Es un vídeo dedicado a todos los que creyeron que la “Transición” española fue maravillosa, cuando en realidad ha terminado siendo un auténtico fiasco.  Estos “encargados” de engañarnos, de “cambiar” pero para que nada cambiara, mientras ellos seguían acumulando poder y dinero a golpe rítmico de corrupción.

Deja un comentario

Archivado bajo casta politica, corrupcion, españa, hipocresia