Archivo de la categoría: elecciones

Y el fraude está Maduro: ganó «Pajarito»

triunfo-maduro

Las elecciones presidenciales de ayer en Venezuela fueron ganadas (es un decir) por «Pajarito» Maduro.  Eso dicen los bolivarianos chavistas (será que se los contó un pajarito?).    Por una «aplastante» mayoría de 50,66% a 49,07%.

Hasta ahí, podríamos hacer el esfuerzo de creer que se debe a la inercia de años y años de chavismo, al clientelismo político (más del 55% de la población venezolana depende de las dádivas del estado)…

Pero dicen que una imagen vale más que mil palabras.  Y aquí tenemos varias, que valen entonces por miles de palabras, que pueden resumirse en una sola:

FRAUDE

SOLDADO VENEZOLANO TRASLADANDO EN SU MOTOCICLETA A UN ENCAPUCHADO

VEN-SOLDADO-ENCAPUCHADO

 

SOLDADOS DEL EJÉRCITO VENEZOLANO TRASLADANDO URNAS HASTA BASURALES

VEN-SOLDADOS-URNAS2

ven-soldados-urnas

 

URNA DE VOTOS TIRADA EN LA TRONCAL 5, DE BARINAS

VEN-URNAS-1

 

 

URNA TIRADA Y ENCONTRADA EN PUERTO ORDAZ

VEN-URNAS-PUERTO-ORDAZ

 

SOLDADOS DESCARGANDO URNAS EN UN DESCAMPADOVEN-URNAS-3

 

SOLDADO VENEZOLANO EMPAPANDO DE GASOLINA LAS URNAS

VEN-URNAS-0

 

SOLDADO VENEZOLANO PRENDIENDO FUEGO A LAS URNAS

VEN-URNAS-2

 

Si estas imágenes han podido salir de Venezuela a pesar de la dictadura y la intimidación…. ¿cuántas imágenes no salieron o no se tomaron por temor?

Esto es un escándalo internacional.  Una vergüenza intolerable.

Deja un comentario

Archivado bajo animaladas, corrupcion, elecciones, hispanoamerica, omnipotencia estatal, totalitarismos

Votar es….

un montón de ovejas eligiendo entre…..                                                                y…..

Deja un comentario

Archivado bajo democracia, elecciones, humor

Que sus deseos se cumplan hoy

Que los venezolanos hoy hagan historia, se sacudan el yugo chavista y le permitan cumplir al mico-mandante su promesa de 2004:

 

 

 

¡¡¡Viva Venezuela libre!!!

3 comentarios

Archivado bajo elecciones, hispanoamerica, izquierda, progres, socialismo, totalitarismos

Una interesante propuesta de reforma del Congreso

Está circulando por internet la siguiente propuesta ciudadana para reformar el Congreso de los Diputados.

Ley de Reforma del Congreso de 2012
               (enmienda de la Constitución de España)

1. El diputado será asalariado solamente durante su mandato. Y tendrá jubilación proveniente solamente por el mandato realizado.

2. El diputado contribuirá al Régimen General de la Seguridad Social como el resto de ciudadanos. El fondo de jubilación del Congreso pasará al régimen vigente de la Seguridad Social. El diputado participará de los beneficios del régimen de la Seguridad Social exactamente como todos los demás ciudadanos. El fondo de jubilación no puede ser usado para ninguna otra finalidad.

3. El diputado debe pagar su plan de jubilación, como todos los españoles.

4. El diputado dejará de votar su propio aumento de salario.

5. El diputado dejará su seguro actual de salud y participará del mismo
sistema de salud que los demás ciudadanos españoles

6. El diputado debe igualmente cumplir las mismas leyes que el resto de los españoles

7. Servir en el Congreso es un trabajo, no una carrera. Los diputados deben cumplir sus mandatos (no más de 2 legislaturas) y luego reincorporarse a la vida laboral previa a su etapa de Servicio Público.

Para conseguir que se trate en el Congreso hacen falta 500.000 firmas.  Es importante circular esta propuesta y estar atento a cuando comiencen a recogerse las firmas.

Por el fin de la casta política.

1 comentario

Archivado bajo corrupcion, crisis, elecciones, españa, gobierno

Palabras, palabras, palabras

Para los que quieran recordar como mintió Mariano Rajoy el día 20 de noviembre de 2011.

Ganar las elecciones para esto…. en fin.

 

2 comentarios

Archivado bajo elecciones, españa, gobierno

«Yo no soy como usted, señor Rubalcaba»

«Yo lo que no llevo en mi programa, no lo hago».

¿Todavía te queda alguna duda de que SON TODOS IGUALES?

Nosotros a pagar, y ellos a seguir mamando del estado.  Porque ellos, sus sueldos y sus cotos de caza no se  tocan.

5 comentarios

Archivado bajo elecciones, españa, hipocresia, progres

Cría cuervos, y te sacarán los ojos…

Cría «pingüinos» y te sacarán la «pasta»:

En España revelan que Repsol financió la campaña de Kirchner

«…Kirchner, lejos de combatir que YPF repatriase dividendos tras su españolización en 1999, recibió de la firma cerca de un millón de dólares para su campaña electoral de 2003…»

Es lo que pasa cuando los empresarios, en vez de exigir libertad de mercado y seguridad jurídica, se dedican a comprar políticos a cambio de prebendas, privilegios, y favores.

¡Ajo y agua!  Se merecen todo lo que les pasa y más también.

2 comentarios

Archivado bajo corrupcion, elecciones, estupidez, progres

Gracias Rajoy!!!

Porque gracias a Mariano Rajoy y su política de traición hacia Francisco Alvarez-Cascos, se perdió la oportunidad de que los asturianos tuvieran un gobierno no socialista, como habían votado mayoritariamente en 2011.

Pero la mezquindad de este impresentable ha logrado lo que parecía imposible hace unos meses:  que el PSOE vuelva por soleares a Asturias.

Así nos luce el pelo:  desde el 19 de diciembre ha estado perdiendo el tiempo en un esperar-a-ver-que-pasa de demagogia electoralista para perder estrepitosamente Andalucía y Asturias.  Andalucía por corto de vista y Asturias por traidor.

MISERABLE.  Tanto como su predecesor.  Son tal para cual.

Y mientras tanto… España marcha a toda máquina hacia su hundimiento.   Y Rajoy… viéndolas venir, como de costumbre.

 

1 comentario

Archivado bajo crisis, elecciones, españa, estupidez

¿Y si sale tonto?

Al parecer, el republicano comunista Cayo Lara está muy «preocupado» con todo este escandalete real de Corinnas y elefantes.

Lo que más le preocupa al comunista es que nos salga un rey tonto.  Así hablaba ayer:

«No entendemos que alguien por el hecho de ser hijo de, tenga que ser jefe de un Estado. ¿Y si sale tonto? ¿Tenemos que cargar con un jefe del Estado tonto? Tendrá que ser el que elijan los ciudadanos para bien o para mal».

Que por favor alguien le haga un poco de «memoria histórica» y le recuerde a este sujeto que ya hemos cargado con un jefe de gobierno TONTO, elegido DOS VECES por los ciudadanos.  Y si, fue para MAL.  Así nos luce el pelo.

 

3 comentarios

Archivado bajo comunismo, elecciones, españa, estupidez, gobierno, izquierda, progres

Robert Higgs explica lo que sucedió en Andalucía

El Estado de Bienestar neutraliza a los opositores al volverlos dependientes del gobierno

Desde épocas inmemoriales—de Etienne de la Boitie a David Hume a Ludwig von Mises—los analistas políticos han señalado que debido a que el número aquellos que conforman la elite gobernante representa sólo una pequeña fracción del número de las masas gobernadas, todo régimen vive o perece de conformidad con la “opinión pública”.

A menos que la masa del pueblo, no importa cuán objetivamente abusada y saqueada pueda parecer, considere que los actuales gobernantes son legítimos, las masas no tolerarán la continuación del régimen en el poder. Ni es necesario que lo toleren, porque son mucho más numerosos que los gobernantes, y por lo tanto cada vez que subjetivamente se sientan hastiados, tienen el poder—es decir, la abrumadora ventaja de la superioridad numérica—para derrocar al régimen. Incluso si el régimen posee una gran ventaja de poder coercitivo, su empleo no le sirve de nada a los gobernantes si tienen que matar o encarcelar al 90 por ciento de la población, debido a que dicha violencia masiva los reducirá al estatus de parásitos sin nadie de quien depender.

Esta consideración durante mucho tiempo pareció tener sentido como un elemento crítico del análisis político, y aún hoy uno la encuentra a menudo. Algo parecido a lo que parece motivar al actual movimiento Occupy Wall Street y sus derivados en otros lares cuando se presentan a sí mismos como miembros del (explotado) 99 por ciento, en oposición al (explotador) 1 por ciento.

Ciertas tendencias de larga data en el Estado de Bienestar, sin embargo, han debilitado progresivamente la fuerza de este análisis. El elemento principal de estas tendencias es el tremendo crecimiento del número de personas (y de su proporción en la población) que dependen directamente de los beneficios gubernamentales en un grado sustancial. Investigadores de la Fundación Heritage han estado siguiendo este desarrollo durante varios años y han retrotraído su análisis por varias décadas. Un índice de dependencia basado en esta investigación se incrementa de 19 en el año fiscal 1962 a 272 en el año fiscal 2009.

El índice de Heritage emplea información sobre casi tres docenas de programas federales importantes de los que los estadounidenses dependen para ingresos en efectivo y otro tipo de apoyo—incluyendo la asistencia para la vivienda, el Medicaid, el Medicare, el Seguro Social, los beneficios del seguro de desempleo, los beneficios educativos, y los apoyos a los ingresos agrícolas—pero escasamente es una medida integral, ya que el número total de programas federales con personas a cargo es gigantesco en la actualidad. Por supuesto, cada uno de dichos programas cuenta con empleados y contratistas del gobierno que lo dirigen y por lo tanto dependen de él para ganar gran parte, si no todo, de sus ingresos. Los jubilados civiles y militares del gobierno añaden millones más a las filas.

Los investigadores de Heritage encontraron que en 1962, 21,7 millones de personas dependían de los programas de beneficios que incluyeron en su índice. Para 2009, el número correspondiente de las personas dependientes había crecido a 64,3 millones. La adición de dependientes no incluidos en el estudio de Heritage fácilmente podría incrementar el número a más de 100 millones, o más de un tercio de toda la población. Por lo tanto, los parásitos están cada vez más cerca de superar en número a aquellos de quienes dependen.

Sería un error, por supuesto, agrupar a todas estas personas dependientes en la clase (explotadora) gobernante. Los beneficiarios de edad avanzada de las pensiones por vejez, los beneficiarios de las prestaciones del seguro por desempleo, y los beneficiarios de la asistencia temporal para familias necesitadas están, por lo general, tan alejados de la clase gobernante como puede estarlo uno.

Sin embargo, en la medida en que aquellos que dependen de los programas gubernamentales para una parte sustancial de sus ingresos entran en el cálculo de los que gobiernan y son gobernados, es probable que se tornen, en efecto, insignificantes. Tienen aproximadamente cero influencia sobre los verdaderos gobernantes, y tampoco ejercen virtualmente peso alguno en oposición a aquellos gobernantes. El miedo de perder sus beneficios del gobierno los neutraliza eficazmente en lo atinente a su oposición al régimen de cuya aparente beneficencia dependen para elementos significativos de su ingreso real. Por supuesto, para cualquier cosa que votar pueda valer la pena, ellos votan directamente o indirectamente en proporción abrumadora por la continuación y la ampliación presupuestaria de los programas gubernamentales de los cuales dependen. Por lo tanto, ayudan a producir una aparente legitimidad de aquellos en la cima de la jerarquía gobernante—una muestra de su agradecimiento por las migajas que sus amos políticos arrojaron sobre ellos.

A medida que las filas de aquellos que dependen del Estado de Bienestar siguen creciendo, la necesidad de los gobernantes de prestar atención a la población gobernada disminuye. Los amos saben muy bien que las ovejas no atrancan el recinto en el cual los pastores están haciendo posible que ellas puedan sobrevivir. Toda persona que se torna dependiente del Estado simultáneamente se convierte en una persona menos que podría actuar de alguna manera para oponerse al régimen existente. Por lo tanto, los gobiernos modernos ha ido mucho más allá del pan y el circo con los que los césares romanos compraban la lealtad de la gente común. En estas circunstancias, no resulta sorprendente que los únicos cambios que se producen en la composición de la élite gobernante se asemejan a un reacomodamiento de los ocupantes de los camarotes de primera clase de un crucero de lujo. No importa que este crucero sea el equivalente económico y moral del Titanic y que su destino final no sea más propicio que lo que fue el del navío “insumergible” que se fue a pique hace un siglo.

Traducido por Gabriel Gasave para «El Independiente»

 

2 comentarios

Archivado bajo elecciones, estado de bienestar, gobierno