Archivo de la etiqueta: autonomias

Francia tiene lo que no tiene España….

eta-francia-españa

Cohones… Y España tiene lo que no tiene Francia:  autonosuyas.

O sea….

Visto aquí

1 comentario

Archivado bajo españa, eta, humor, terrorismo

La recta final: España ya no puede financiarse

Artículo de Roberto Centeno para Cotizalia, del día de hoy.   De lectura IMPRESCINDIBLE.

La recta final: España ya no puede financiarse

Me decía mi amigo Camilo José Cela que la forma más estúpida de perder el tiempo “es tratar de convencer a los que no pueden ser convencidos”, y que uno “jamás debe responder a chorradas”. La “respuesta” a mi artículo del lunes “Rajoy no tiene derecho a llevar a la miseria a millones de españoles” por parte del Sr. García, entra de lleno en ambos supuestos, así que no voy a perder ni mi tiempo ni el de Uds. en responderle, algo que además hicieron mucho mejor de lo que yo podría mas de cien lectores que enviaron comentarios al mismo.

Lo trascendente hoy es que hasta aquí hemos llegado. Rajoy, cuya gestión es una auténtica tragedia, ha culminado en apenas siete meses el desastre ZP. En enero todas las cifras y hechos de la catástrofe estaban claras: las CCAA y el sistema financiero estaban quebrados, la economía de nuevo en recesión y la deuda creciendo exponencialmente. En lugar de pedir el procesamiento de los responsables, empezando por Zapatero -que además ha destruido España como nación-, Solbes y MAFO, de varios presidentes autonómicos y directivos de Cajas de Ahorro, y a continuación intervenir todas las CCAA insolventes y cerrar los bancos inviables, realizó la peor de las locuras posibles: premiar a los culpables y a los corruptos, entregar ríos de dinero sin control a CCAA y cajas,  y para financiar tal despropósito expoliar a la economía productiva y a las familias, cuya riqueza está siendo aniquilada, y mantener intacta la improductiva.

Hoy, con la prima superando los 600, Valencia pidiendo ser rescatada y un Gobierno sin liderazgo que ha perdido completamente el control, esto se ha acabado: España ya no se puede financiar. Los tipos de interés pagados el jueves hacen insostenible la situación. Son los mismos que obligaron al rescate de Grecia, Irlanda y Portugal. Los bonos a cinco años tuvieron que pagar un interés récord del 6,4 % y con una demanda insuficiente. Para que se den una idea del disparate pagado para financiar el despilfarro de la casta política, Francia pagó el mismo día  por el mismo tipo bonos y el mismo vencimiento un 0,86 %, la mitad que un mes antes, e Irlanda y Portugal pagan ya menos que España.

Estos niveles son inasumibles. Lo único que no sabemos es cuánto daño adicional está dispuesto a infligir este gobierno de irresponsables y cobardes a los españoles de hoy y a las generaciones futuras antes de reconocer la realidad, entrar con la motosierra en las CCAA y pedir el rescate más una importante quita de una deuda ya imposible de devolver. La obligación de España –algo conocido desde el principio y que el gobierno había ocultado – de responder de los 100.000 millones a la banca, lo que une deuda bancaria y déficit público, ha sido la guinda del pastel.

Crecen los partidarios de dejarnos caer

Empiezo por Valencia. El rescate que ha pedido supone, en opinión del Ministerio de Economía, de los mercados y de cualquier ser racional, que hoy lunes Alberto Fabra y el Consell en bloque deben presentar su dimisión y la Comunidad pasar a ser dirigida por el Estado. ¿Piensan esto Fabra y el Consell? Para nada. Según su inaudito punto de vista esto solo significa que recibirán la pasta –ya han obtenido casi 3.000 millones del ICO desde enero que jamás podrán devolver- que necesiten, a un tipo de interés de amigo y a correr. Y esta me temo será también la opinión de Montoro, que literalmente ha enloquecido, de un Rajoy completamente sonado y una señora Cospedal que, a punto de ser intervenida, no quiere perder su poder. Pues bien, Sr. Rajoy, Sr. Montoro y Sra. Cospedal, si cometen tal insensatez el bono a diez años estará por encima del 10% en semanas. El Gobierno no solo debe, es que tiene la obligación grave de dejar suspender pagos a Valencia y a cualquier otra CCAA en sus condiciones, si los culpables se niegan a dimitir y ceder sus competencias.

“El Sr. Rajoy parece no entender que para los mercados las regiones son la parte esencial del problema, y mientras no actúe con decisión en ese punto les da igual lo que haga”, me dirían proféticamente en Washington. El gobierno dice no entender lo que pasa, ¡pues eso es lo que pasa Sr. Rajoy, que Ud ha decidido a mantener el “statu quo” autonómico a cualquier precio! Rajoy perdió tal vez nuestra última oportunidad de una intervención razonable hace unas semanas, cuando a raíz del rescate bancario se le dijo que eso era insuficiente y que pidiera el rescate total. Este insensato, a quien solo interesa el poder aunque no sea capaz de utilizarlo, se negó en redondo, porque ningún gobierno sobrevive a un rescate, así que decidió seguir con lo suyo: más impuestos, más recortes sociales, más recortes salariales y los españoles… “que se jodan”. Para el WSJ “la situación financiera de España está cayendo en espiral fuera de control” y las nuevas medidas “solo servirán para dañar una economía cada vez mas debilitada”.

Octubre es el límite. Ese mes vencen casi 60.000 millones entre el Tesoro; CCAA, o sea el Tesoro, y deuda bancaria avalada en parte por el Tesoro. Ni el milagro de los panes y los peces harían posible refinanciar esos vencimientos. El mercado estima que las agencias rebajaran el rating del Reino de España a bono basura, y eso sería el punto de no retorno: España tendrá que pedir la intervención o suspender pagos.  Draghi le dijo a Rajoy “menos impuestos y más reformas”, este le ignoró y ahora se rasgan las vestiduras cuando afirma lógicamente que el BCE “no está para resolver los problemas de los Estados”,  y menos el de 17 miniestados innecesarios y fuera de control. Me consta que ese es su punto de vista.

Algunos catastrofistas llevamos meses pidiendo la intervención, porque es la  opción menos mala antes que suspender pagos o salir del euro. Pero después de la subasta del jueves,  ya nadie pone en duda en los mercados –algo que muestra dramáticamente una curva de interés casi plana, pagan el 7% desde el bono a 2 años hasta el de 10- que en cuestión de semanas España tendrá que pedir la intervención y una fuerte quita de su deuda. Pero cuando esto ocurra hay dos posibilidades, que nos rescaten o que nos dejen caer, y cada vez son más las personas influyentes que se decantan por la segunda opción y eso sería el apocalipsis. Según los análisis de Credit Suisse y UBS, si nos dejan caer y España saliera del euro, perderíamos el 50% del PIB en los 12-18 meses siguientes. Las familias perderían la mitad del valor de sus ahorros y sus activos. Por comparación, en tres años de Guerra Civil el PIB cayó un 23 %.

Pero es que ya no es solo el sector público, son las grandes empresas y de nuevo el sistema financiero cuyo acceso a los mercados está cerrado. El Ibex es el índice bursátil mas apalancado del mundo y la mitad de sus empresas están técnicamente quebradas. Telefónica es una de las empresas mas endeudadas del mundo, y todo eso ni siquiera está considerado en los balances del sistema financiero, no hay provisionado ni un euro para unas deudas terroríficas con estas grandes empresas, varias de las cuales jamás podrán devolver, por no hablar de la deuda soberana y de CCAA y Ayuntamientos cuyo valor de mercado es casi 100.000 millones menos de lo que figura en los balances. ¿Cuántos bancos creen que podrán sobrevivir cuando esto ocurra? El problema es que las necesidades de rescate de España superan las disponibilidades de los mecanismos europeos de intervención. El tamaño de la economía española, les recuerdo, es el doble de las de Irlanda, Grecia y Portugal juntas.

La dimensión es tal que Alemania simplemente no puede resolverlo, de ahí el mensaje central transmitido implícitamente por el presidente del Bundesbank a los empresarios alemanes. El gobierno español ha engañado en todo, ha mentido sin tregua y no ha hecho sus deberes, la burbuja de deuda pública y privada -400% del PIB-, es ya demasiado grande para que España pueda ser salvada. Y esta es la idea que empieza a extenderse, pues piensan que es mejor perder lo que han prestado porque seguir financiándonos les llevaría a pérdidas muy superiores: “what cannot be, will not be”. Cada vez es más difícil que metan su dinero en algo que consideran con toda razón un pozo sin fondo. Y no solo los europeos: los más “listos” o malvados de la casta política, que se dan cuenta que se les acaba el chollo porque ya no hay dinero, empiezan a hablar de salir del euro… Les da igual la ruina que supondría para España: solo piensan que esa salida pondría en sus manos la máquina de hacer billetes y con eso piensan que mantendrían sus prebendas.

La miseria moral de la casta

Seis comunidades se plantean pedir el rescate, o sea más dinero, pero ninguna la dimisión de sus gestores y su sustitución por profesionales. El despilfarro de dinero público resulta inaudito. En solo ocho meses han destinado 16.500 millones a  CAM (decisión consensuada ZP-Rajoy) en lugar de cerrarla; 6.000 millones al FROB; 23.000 a Bankia; 15.000 para tapar la quiebra de las CCAA; 28.000 más para pagar proveedores…  ¡Un robo de 88.500 millones a los españoles y tirado a la basura! Y además las CCAA necesitan 30.000 millones más de aquí a fin de año: 15.000 para refinanciar vencimientos y otros 15.000 como mínimo para cubrir el déficit porque siguen gastando sin freno.

El gasto público en 2012 será de 470.000 millones, más lo que haya debajo de la mesa, algo que alcaldes y presidentes de CCAA, oposición y sindicalistas comisionistas exigen que se mantenga. Y los ingresos, extrapolando la tendencia a mayo (-4,6 %) más la subida de impuestos en septiembre, unos 370.000. Resultado: 100.000 + x millones de déficit. ¿Querrían vuesas mercedes, Mas, Griñán, Cospedal, Monago, Barberá, Aguirre, etc dignarse a explicar a nosotros, el pueblo, al que expolian sin contemplaciones, de dónde piensan sacar un 10% del PIB anualmente para seguir financiando sus lujos, sus chiringuitos y su inmensa corte de correligionarios, parientes, amigos, asesores, lacayos y titiriteros? ¿Y los más de 250.000 millones para vencimientos de deuda del Estado, autonómica y bancaria avalada, en 2013 y 2014? Y en 2013, después de las medidas, gastaremos aún 80.000 millones de más. La conclusión es sencilla: o acabamos con esta casta o ellos acabarán con nosotros.

PD: Lo que ya es el colmo de la indecencia y de la obscenidad es que Méndez y Toxo, responsables con Zapatero, Solbes y MAFO de la ruina de España, que reciben aún 8.000 millones de subvenciones, chollos y exenciones de impuestos  a las que no piensan renunciar, estén encabezando las manifestaciones de protesta.

1 comentario

Archivado bajo crisis, economia, españa

Y si… al final

va a subir el IVA de los chuches…

Eso si:  el estado de las autonosuyas no lo tocan…

1 comentario

Archivado bajo chiste, crisis, economia, españa

No te preocupes, Mariano

que más pronto que tarde lo que se planteará y propondrá será cambiarte a tí.

Sólo habló de la reforma laboral  en el Senado. Pese al llamamiento de Aznar y Aguirre, Rajoy descartó completamente todo cambio en la organización autonómica. No mencionó ni media palabra sobre la sanidad, y al terminar el pleno eludió a la prensa y salió por el garaje.


Hala, a seguir jugando al avestruZ.  Hoy te fuiste por el garage, pero como sigas así ya tendrás que escaparte de La Moncloa en helicóptero (como De la Rúa de la Casa de Gobierno de Argentina).

Deja un comentario

Archivado bajo economia, españa, gobierno

El acuerdo autonómico: España hacia la extinción

Excelente artículo de Roberto Centeno para Cotizalia.  De lectura imprescindible.

El acuerdo autonómico: España hacia la extinción

Temo que la mayor parte de los españoles no son conscientes de lo que supondrá el acuerdo entre Cristóbal Montoro y los presidentes autonómicos -y el río de dinero que se les está entregando- para sus vidas y para la viabilidad de España como nación. No es solo, como dice el WSJ, el hecho de que “los impuestos sobre la renta en España son ya los mayores de Europa“, ni que nos subirán el IVA y los impuestos especiales en otros 10.000 millones. Lo más grave es que estos insensatos van a endeudar a España en más de 100.000 millones en 2012, muy por encima de lo previsto, hundiendo todavía más nuestra economía y nuestro futuro. Y, por si tanto disparate no bastara, ahora pueden subir tasas e impuestos sin límite y recortar prestaciones a voluntad.

Un expolio legalizado por la casta política, que nada tiene que ver con el federalismo fiscal, que implica una distribución de renta equitativa y una eficiente asignación de los recursos, algo que es todo lo contrario de lo que hacen las CCAA: desigualdad en la distribución e ineficiencia que raya lo delictivo en la asignación de los recursos, con un nivel de despilfarro y corrupción jamás conocidos. En ningún país civilizado los entes territoriales se llevan los dos tercios de los ingresos públicos. Por si fuera poco, el Estado paga sus gigantescas deudas con proveedores, aplaza otras sine die y tapa todos sus agujeros en vez de procesar a los responsables de tan gigantesca dilapidación de dinero público. Los descuadres son brutales: 31.560 millones de exceso. Y en ningún país, ni civilizado ni sin civilizar, el Gobierno renuncia a intervenir en la asignación de dos tercios del  gasto público.

En 2011, el límite de endeudamiento de las CCAA estaba fijado en el 1,3% y este año se ha fijado en el 1,5%, lo que significa que pueden gastar 2.000 millones más que en 2011. Además, lo asignado se incrementa en 3.000 millones por las subidas de IRPF e IBI, y en otros 5.000 millones cuando suban IVA y especiales. Entonces, ¿de qué austeridad hablan, de no saltarse seis veces el déficit?; ¿y por qué nos vamos a creer que en 2012 no se lo van a saltar? Como afirma The Economist, “los compromisos de las CCAA son difíciles de creer”. Casi nadie piensa cumplir, y han presupuestado 2012 con una previsión de ingresos similar a la de 2011, aunque Montoro les ha dicho que éstos caerán un 15%.

Les trae sin cuidado. ¿Que no pueden pagar a proveedores porque no les da la gana apretarse el cinturón? Ningún problema, para eso están Rajoy y sus mariachis. Con el dinero de los españoles ponen 50.000 millones para pagar proveedores. ¿Que no pueden devolver los 20.000 millones que cobraron de más en 2008 y 2009 porque los han dilapidado? Ningún problema, diez años para devolverlo con dos de carencia. ¿Que el Presidente de Extremadura y otros deciden subir salarios y gasto corriente un 9%? No problem, porque ¿quién es el Gobierno para decir cómo deben gastar estos manirrotos el dinero de la nación?

España desmantelada: 57.000 millones frente a 240.000

Y resulta que, en un ataque de indignidad y desvergüenza sin límites, la Generalitat, la Junta de Andalucía y algunas comunidades del PP en voz baja cuestionan “la proporcionalidad del ajuste porque la exigencia que se les reclama a las CCAA es mucho mayor que la que se exige la propia administración del Estado”. Y ante tamaño despropósito, Montoro se arruga completamente y dice que “es un debate inconveniente, inoportuno e inútil”. Que unos irresponsables que controlan el destino de 240.000 millones de euros digan que quien debe sacrificarse es el Estado –al que no le quedan más de 57.000 millones de libre disposición, porque el resto son gastos fijos de todos los españoles, como intereses de la deuda, 33.000 millones, desempleo, 32.000, aportaciones a la UE, 12.000, clases pasivas 11.000- genera un debate imprescindible.

Entre 2007 y 2011, la deuda del Estado se ha incrementado en 290.000 millones de euros. En el mismo periodo, el Estado ha transferido directamente 230.000 millones a CCAA y ayuntamientos, más de la mitad de los cuales ha sido literalmente despilfarrada, y no pagan ni los intereses ni pagan el paro como en los Estados Federales. Endeudamos nuestro futuro para alimentar nuestra ruina. En medio de esta locura, España camina hacia su extinción.

El Gobierno debe explicar que el recorte a los ministerios e instituciones ha sido tan brutal (un 27% en dos años) que ya no hay dinero para financiar España. No hay dinero para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ni para la Fuerzas Armadas, ni para la Justicia, ni las Infraestructuras (han caído un 68 % en dos años), ni para la Investigación, prácticamente aniquilada. El dinero para financiar España quedará reducido a 57.000 millones (78.500 millones en 2010), mientras quienes piden “proporcionalidad” disponen de 240.000 millones para financiar el despilfarro y no contribuyen con un solo céntimo a la deuda, un 82% de la cual se ha generado para financiarles, ni a las prestaciones a los parados -por cada enchufado que han colocado, y lo han hecho con cientos de miles, se han perdido tres puestos de trabajo en la economía productiva-, ni a la UE, pero se apropian de todas las ayudas.

Y mientras ya no hay dinero para financiar España, si lo hay para despilfarrar en sus 30.000 coches oficiales, sus 200 embajadas, sus 300.000 teléfonos móviles, sus 10.000 Visas Oro, sus miles de asesores cuando se podían utilizar empleados públicos, sus sueldos superiores al del Jefe del Gobierno, el alquiler de oficinas de lujo, las subvenciones por doquier, las 3.000 empresas públicas, la ruina de los 11 canales de TV de adoctrinamiento autonómico, las obras faraónicas, los cientos de miles de parientes, amigos y correligionarios absolutamente inútiles… A todo ello se suma la incompetencia: desde que estos ineptos se hicieron cargo de Educación y Sanidad, los costos por alumno y por enfermo se han disparado y la calidad se ha reducido.

Rosa Díez a Rajoy: “No puede permitir 17 Estados fuera de control”

El grado de despilfarro, de incompetencia y de corrupción en la asignación de gigantescas cantidades de recursos públicos por las entidades territoriales, no tiene parangón en ningún país civilizado ni en la Historia de España. Lo he dicho una y mil veces, no hay puntos medios, o las CCAA o nosotros, o las CCAA o el fututo de nuestros hijos. Y, en ésta línea, fue vergonzosa la respuesta de Rajoy el miércoles a Rosa Díez, quien le dijo que España no podía permitirse por más tiempo 17 Estados fuera de control y que utilizara su mayoría para acabar con este disparate; o, al menos, para recuperar competencias esenciales como Educación o Sanidad, donde el despilfarro clama al cielo. Un presidente visiblemente irritado y molesto, que solo está encantado con los separatistas de CiU y del PNV, que ignoran la Constitución y la Ley, le dijo de mala forma que estaba en completo desacuerdo.

O sea que a Rajoy le parece inadmisible que alguien proponga que la Educación y la Sanidad, que por pura incompetencia cuestan por estudiante y enfermo un 22 y un 18% más que cuando no estaban transferidas, vuelvan al Estado y nos ahorremos así 20.000 millones de euros. Su opción es otra: instaurar el copago en ambas para seguir financiando el latrocinio. La eficiencia no está en su vocabulario si es a costa de las atribuciones y los privilegios de la casta. Esto es el auténtico Rajoy.

En dos semanas tendremos elecciones en Andalucía y en Asturias, nidos de despotismo y corrupción durante 35 años. Es evidente que la prioridad para los andaluces y asturianos de bien, y no atados al pesebre, es echar para siempre al socialismo, pero el PP no es la única opción, es solo más de lo mismo, entre las papeletas que pueden escoger hay otras opciones. UPy D, por ejemplo, que propugna la supresión del Estado autonómico, o Foro, que propugna la defensa de los intereses de Asturias.

Como afirma Juan Roig, presidente de Mercadona, o se acaba el despilfarro y gastamos solo lo que ingresamos o “nos vamos al carajo”. En enero, el paro juvenil (entre 18 y 34 años) era del 49,9 %, según Eurostat, 2,2 veces la media europea. Y todos los indicadores de actividad y demanda de enero y febrero muestran que la economía está empeorando. Andaluces y asturianos tienen ahora la palabra. No votar, como propugnan algunos, no es una opción, a la casta le importa un pimiento la participación. Así que voten, pero  luego no se quejen. Ustedes son responsables y estos son los hechos y las cifras.

Deja un comentario

Archivado bajo economia, españa, estado, gobierno