Archivo de la etiqueta: confiscacion

Pírate, rico gilipollas!

Parece que la clase, la elegancia y el estilo se han evaporado como el agua en el desierto por nuestra vecina Francia.

Ahora resulta que que la prensa de “gauche” al más puro estilo barriobajero se siente con derecho a echar a los que no hacen lo que ellos quieren, al grito de “Pírate, rico gilipollas!”

Este señor, uno de los hombres más ricos del mundo, ha decidido no dejarse meter dentellada por un desbocado François Hollande que -carente de ideas y de agallas- pretende atajar el brutal déficit del estado francés a golpe de impuestazos. Nada más y nada menos que gravar al 75% las ganancias superiores a un millón de euros, lo que se dice una confiscación pura y dura. Una invitación a la mediocridad, a ganar menos, o sencillamente a emigrar.

Llamándolo “desertor”, el periódico Libération hace una obscena exhibición de chauvinismo: «[Bernard Arnault] aurait dû bien mesurer ce que signifiait demander une autre nationalité. […] Nous sommes fiers d’être français. Et être français, c’est recevoir des encouragements, mais aussi donner à son pays. (Bernard Arnault haría bien en medir lo que significa solicitar otra ciudadanía….Nosotros estamos orgullosos de ser franceses. Y ser francés es recibir reconocimiento pero también dar a su país).

¿Dar a su país? ¿Dar qué? Este señor da productos de primerísima calidad a sus clientes a cambio de un precio. Da trabajo, paga impuestos por sus empresas. ¿Qué se supone que debe hacer? ¿Convertirse en un esclavo de una turba de inútiles que ejerciendo el omnímodo poder estatal creen que pueden disponer de la vida y hacienda de los demás a su antojo?

“Una sociedad que roba a un individuo el producto de su esfuerzo… no es estrictamente hablando una sociedad, sino una turba, una banda de asaltantes institucionalizada.” (Ayn Rand)

3 comentarios

Archivado bajo animaladas, crisis, dinero, economia, estado, europa, gobierno, impuestos, izquierda, prensa

Algunos ya están empezando a verlo

Parece que no todos vivan a la presidente de Argentina.  Algunos empiezan a ver que la “patoteada” a Repsol (y que hace temer otras que seguramente vendrán), le va a costar muy caro a Argentina.  Tal vez su viabilidad como país.

Descanse en paz el país que hace 100 años supo ser foco de atracción, de bienestar, de trabajo y de progreso.  Finalmente se ha puesto la lápida encima, después de décadas  de cavar su propia tumba con inexplicable entusiasmo “peronista”.

Por Antón Barreneche

Deja un comentario

Archivado bajo economia, estado, omnipotencia estatal