Archivo de la etiqueta: pce

Españoles….. Carrillo ha muerto

El asesino de Paracuellos, el marxista sanguinario al servicio de Stalin, ha muerto esta tarde mientras dormía la siesta.  Murió pacíficamente, dulcemente, de una manera que no les permitió a sus miles de víctimas durante la II República.

Dicen que uno vive a través de sus obras.  He aquí la obra magna de Santiago Carrillo:

Cementerio de Paracuellos del Jarama – Fosa 1 (hay 7 fosas como ésta sólo en Paracuellos)

Y como testimonio de su sanguinaria vida, sin arrepentimiento por sus crímenes, dejo la famosa carta de “El Estudiante”, remitida a Santiago Carrillo cuando todavía era secretario general del PCE.

“Hoy soy vecino de Aranjuez, tengo 65 años y en el año 1936 fui enterrador del cementerio de Paracuellos del Jarama. También estuve en la checa de la Escuadrilla del Amanecer, de la calle Marqués de Cubas 17 de Madrid, donde presencié los mas (sic) horrendos martirios y crímenes (sic). También estuve en el cuartel de asalto de la calle Pontones donde tú, Santiago Carrillo, mandabas realizar toda clase de martirios y ejecuciones de la checa de tu mando. Yo soy el pionero al que llamabas, el estudiante, que llevaba la correspondencia de las distintas checas a cambio de la comida que me dabais. ¿Me recuerdas ahora, Santiago Carrillo? ¿Te acuerdas cuando tú, acompañado de la miliciana Sagrario Ramírez, Santiago Escalona y Ramírez Roiz, alias el Pancho, en la carretera de Fuencarral km 5, el día 24 de agosto de 1936, siete de la mañana, asesinasteis al Duque de Veragua, que tú, Santiago Carrillo, madasteis (sic) que le quitaran el anillo de oro con piedras preciosas; y recuerdas que no se lo podian (sic) quitar y tú, Santiago Carrillo ordenastes (sic) que le coartaran el dedo; recuerdas, Santiago Carrillo, la noche que fuisteis a la checa de Fomento con tu coche Ford M-984 conducido por el comunista Juan Llascu y los chequistas Manuel Domicris, el Valiente, y el guarda de asalto José Bartolomé, y que entonces en el sotano (sic)mandastes(sic) quemar los pechos de la monja sor Felisadel Convento de las Maravillas de la calle de Bravo Murillo, y que así lo hizo el Valiente, con un cigarro puro. Esto sucedió el día 29 de agosto a las tres de la madrugada.”

 

 

 

Él, a quien le “resbalaba” que lo llamaran asesino, en un claro derroche de soberbia y desprecio a sus víctimas, a la verdad y a la sociedad toda, estará a estas horas enfrentándose al Tribunal Celestial, compareciendo por primera vez por todos sus crímenes.  Espero sinceramente que reciba allí la Justicia que jamás tuvo aquí.

4 comentarios

Archivado bajo comunismo, españa, guerra civil, izquierda, obituario, terrorismo, totalitarismos