Archivo de la etiqueta: política

La casta se blinda contra Aznar

Y no me refiero a la casta política del PSOE.  No, me refiero a la casta política, a los chupópteros del PP.

jesus-posadaAquí van las “reacciones“:

El presidente del Congreso, Jesús Posada: “Son tiempos difíciles y de lucha pero van por otro camino que no es el de Aznar. Hay cosas que se van para no volver”….”Ahora estamos en otra situación diferente en la que el partido debe estar, y creo que lo está, apoyando a Rajoy en unos tiempos muy difíciles”… “El ser humano es como es y cada uno piensa lo que piensa de sí mismo. Yo le digo lo que pienso visto desde fuera”.

 

cristobal-montoroEl ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, respondía a Aznar sobre la necesaria reforma fiscal: “estaría encantado de bajar los impuestos ya” pero “no hay margen en una recesión económica”. Hasta ahí correcto. Luego llega la puntilla: “Las añoranzas y las melancolías me las dejo para otro día”.

¿Y Rajoy?  Rajoy calladito… como una meretriz.

Los que no se han callado son los de PRISA: Nadie anhela en el Congreso la vuelta de Aznar, ni siquiera el PP

Me pregunto qué opinarán los votantes del PP…

 

 

 

3 comentarios

Archivado bajo casta politica, españa

Lo peor que deja Zapatero es la herencia política, no la económica

Hace más de un año, el día 9 de junio del año 2011, Luis María Anson publicó en El Mundo el artículo que, por su actualidad, por su visión y por su acierto, reproducimos a continuación íntegramente.  Porque no debemos olvidar que de aquellos polvos, estos lodos…

 

LO PEOR QUE DEJA ZAPATERO ES LA HERENCIA POLÍTICA, NO LA ECONÓMICA

“Ciertamente, Zapatero ha dilapidado la suculenta herencia que le dejó Aznar. Recibió un paro dominado y en retroceso, en el entorno de los 2.000.000. Se mueve ahora por la frontera de los 5.000.000. Le dejaron el déficit público a cero y lo elevó por encima de los dos dígitos. Se benefició de una deuda de las más bajas de Europa y la ha puesto al galope desbocado. Le trasvasaron un sólido tejido empresarial y ha cerrado cerca de 400.000 empresas, amén los incontables eres que se han promovido.

Pero no es eso lo peor de la herencia Zapatero. La crisis económica, el paro, el déficit y la deuda son cosas que se pueden arreglar. Lo peor de la gestión del faro de la Alianza de las Civilizaciones es su disparatada política. Felipe González y Suárez habían establecido la Transición sobre el pacto de Estado entre el centro derecha y el centro izquierda —el 80% del voto español- para las grandes cuestiones nacionales: terrorismo, territorialidad, relaciones internacionales… Zapatero decidió cambiar de socio constituyente y envió al Partido Popular al zaquizamí de la Historia y las tejas vanas. Fracturó el espíritu de la Transición y se alió con los partidos nacionalistas secesionistas, de cuya voracidad dejó testimonio Ortega y Gasset en su debate con Azaña hace casi ochenta años.

Y ahí está el resultado. Bildu, es decir, en gran parte Eta, se enseñorea en el País Vasco acentuando la dictadura del miedo. Aspira abiertamente a fagocitar a Navarra. Propugna de forma descarada la secesión y el odio a España. La negociación política de tú a tú entre Zapatero y Eta constituyó una estremecedora indignidad nacional. Las consecuencias están claras. Por otra parte, las maniobras zapatéticas con el PNV, a espaldas del lendakari López, han acentuado el desequilibrio de una región española merecedora de mejor suerte. Parece casi imposible restablecer la armonía constitucional en Euskalherría. Y lo mismo ocurre en Cataluña. No llegaba al 5% el número de catalanes interesados en reformar el Estatuto. Zapatero hizo la gracia de ofrecer esa reforma en bandeja a una clase política voraz. Después, maniobró en el Tribunal Constitucional, como en el caso Bildu, para satisfacer la ambición de la clase política catalana. Por obra y gracia de Zapatero, hasta el centro derecha de CiU está ya en el abierto secesionismo.

La desastrosa herencia económica que deja Zapatero tardará más o menos en arreglarse; pero se arreglará. La herencia política zarandeará a España durante largos, largos años. El líder socialista ha destruido el espíritu de la Transición y ha desencadenado la descomposición nacional. Cánovas del Castillo acordó con Sagasta el pacto del centro derecha y el centro izquierda en las grandes cuestiones para garantizar la estabilidad nacional. Alfonso XIII desbarató el canovismo con una política insensata que cristalizó al aceptar, contra la Constitución, el golpe de Estado de Primo de Rivera. González y Suárez restablecieron el pacto al estilo canovista. Zapatero, al cambiar de socio constituyente y arrumbar al centro derecha, ha soplado los vientos del secesionismo y nadie es capaz de aventurar si se podrán capear los temporales que se avecinan.”

Luis María ANSON   

2 comentarios

Archivado bajo casta politica, economia, españa, estupidez, gobierno, intervencionismo, nacionalismos, progres, socialismo

¿De qué puede ser asesora esta “sujeta”?

Leer estas noticias es para enfermarse.  Resulta que la impresentable zapatera Leire Pajín, la de los pelos sucios, la macarra que no sabía hacer otra cosa que acusar al PP -en la oposición entonces- de todos los males del universo durante las dos legislaturas de su jefe Zetaparo, anunció hace unos días que se retira “temporalmente” de la política para”dedicarse a la cooperación internacional”…

La pregunta que es un grito desesperado es:  ¿asesora de qué?

Así lo anunciaba en su Twitter:  “Dejo un tiempo la política activa. Vuelvo a trabajar en cooperación al desarrollo. Cumplo un sueño”.

Cuando todas las personas de bien nos alegrábamos y hacíamos votos porque dicho retiro fuera DEFINITIVO, venimos a desayunarnos con que la sujeta se va a Nueva York a ganar la pasta gansa (promedio 150.000 euros por año) , pasta que antes nos sacó su jefe a todos, todas y todes los españoles, españolas y españolos.  Porque el gobierno de Zapatero “donó” más de 60 millones de euros al organismo que ahora contrata como “asesora” a Pajín:   la Organización Panamericana de la Salud.

Claro está que Pajín “cumple un sueño”.  Pero su sueño nos cuesta a todos una pesadilla.  Y una patada en el hígado. Y un asalto a nuestras carteras.

1 comentario

Archivado bajo chiste, democracia, españa, estado, gobierno, progres, socialismo

Borges eterno…

Deja un comentario

Archivado bajo filosofia de la libertad

El nuevo líder del socialismo español

Parece que pocos se han dado por enterados de la noticia en esta España de travestis políticos.  Rajoy es el nuevo líder del socialismo español, mientras que Rubalcaba y Carmen Chacón siguen juntando y arrejuntando firmas y avales para ver quién manda en un PSOE que abandonó el rojo sangre institucional (y consustancial) para terminar peperizado de azul.  Casi mahón.

 

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

La Unión Europea nos obligará a movernos

La super nanny llamada “Unión Europea” está super-hiper-mega preocupada por el estado de salud de los paganos que sostenemos con NUESTRO dinero a todos los zánganos de Bruselas. Y como hay que justificar el sueldo, los viáticos, los asesores, etc., etc., etc., ahora parece que están “preocupados” por nuestro estado físico y han decidido
promover medidas para combatir “con urgencia” el sedentarismo y los hábitos nutricionales inadecuados, ante el aumento de la obesidad y el incremento de las diferencias en la esperanza de vida entre los estados miembros.

Dicen que en el pasado las principales causas de muerte eran las enfermedades infecciosas, y ahora lo son las enfermedades crónicas y cardiovasculares… ¿No será que la principal causa de muerte es estar vivo? Como se den cuenta, son capaces de implementar la pena de muerte!

Pero mientras tanto, parece que nos van a poner a hacer gimnasia a todos. Por lo visto, las ideas de Adolfo Hitler no pasan de moda….

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Las ratas cambian de barco

por Arturo Pérez-Reverte

Por ahí andan. Tan previsibles ellos, y con tan poca vergüenza. En los últimos ocho años, cada vez que abríamos un diario o encendíamos el arradio estaban allí, ellos y ellas, empleados en minuciosas tareas de palmeo fino y succión, peones de brega dispuestos a dar unos oportunos capotazos para ayudar al señorito, siempre y cuando eso no los obligara a salir mucho del burladero. No me pidan nombres, que me da risa. Léanse algunas columnas de periódico, oigan ciertas tertulias radiofónicas y decidan ustedes. Lo chusco es que uno, que fue puta antes que monja, ya conocía a varios de cuando el duodecenato -o como carajo se diga- de la etapa anterior. Tenía las fotos, vamos, de esos mismos jetas peloteando con idéntico entusiasmo a los anteriores amos del cotarro. Incombustibles, inasequibles al desaliento y sin cortarse un pelo, en plan muy bueno lo tuyo, ministro, o hay que ver, presidente, está feo que te lo diga, pero eres un hombre providencial. Y encima, guapo. Siempre dije que tú esto y que tú lo otro. En fin. A unos cuantos de esos lameculos tuve ocasión de tratarlos un poco durante mi época de reportero, cuando a veces me tocaba la cobertura informativa de un viaje oficial a alguna zona africana o latinoamericana de mi competencia, primero con la Ucedé y luego con el Pesoe. Pasmaba el compadreo, oigan. Las mamadas.

Luego ganó el Pepé -es un decir, porque en esta puta España nunca gana la oposición; pierden los gobiernos-, y todos los sicarios que llevaban acumulados cuatro trienios ganándose el jornal como finos analistas orgánicos decidieron que, con la coartada moral de contribuir al pluralismo democrático del nuevo tinglado, no había problema en integrarse en las tertulias de radio y en los medios informativos copados por los vencedores. Cobrando, claro. Todo lo contrario: allí podrían aportar su granito de arena, su experiencia y su hombría de bien, templando el discurso fascista, etcétera. Y oigan. Tanta dedicación le pusieron a lo de templar, que ponías la radio o la tele a cualquier hora del día y de la noche, y siempre salían los mismos, con sus lugares comunes, su ya lo decía yo, su demagogia inculta y todoterreno, su osadía a la hora de enjuiciar cualquier tema situado en el cielo o la tierra. Y sobre todo su descarada adulación al poder que les llenaba el pesebre.

La verdad -las cosas como son- es que en momentos cruciales como lo del Prestige y la guerra de Iraq, todos esos mierdas se ganaron el jornal, adaptándose con pasmosa flexibilidad a cada coyuntura: virtuosos de la contradicción propia sin consecuencias, especialistas en afirmar exactamente lo contrario de lo que afirmaban semanas atrás, maestros en echar cortinas de humo con la coletilla: yo siempre sostuve que. Y ojo: no hablo de quienes, a su manera, por convicción ideológica o por los garbanzos, justifican su salario de honrados mercenarios trabajando para quien les da de comer. Eso lo hace hasta el que aprieta tornillos en la Renault. No. Hablo de los otros. De ciertos impúdicos polivalentes, útiles lo mismo para un cocido que para un estofado. De los trincones golfos que, entre lametones y lametones, viajes en aviones presidenciales y comidas en La Ancha -donde nunca pagan ellos la cuenta- ensañándose con el débil y adulando al poderoso, tienen los santos huevos de manipular y mentir como ratas, mientras se proclaman sin ningún rubor ecuánimes, equilibrados, vírgenes y honorables.

Y claro. Ahí los tienen a todos ellos de nuevo, cogidos a contrapelo e intentando recobrar el paso perdido. Yo no quería, me obligaron, sólo pasaba por allí. Como para echar la pota, oigan. El espectáculo. Pese a lo mucho que llevamos visto en este desgraciado país, todavía asombra el cinismo, la demagogia, el oportunismo con el que esa gentuza se cambia de bando -mi apuesta clara siempre fue Zapatero, la arrogancia del Pepé no podía terminar bien, etcétera- y se dispone a trincar, a costa de sus perspicaces análisis, también durante los próximos cuatro años. ¿Y saben qué les digo? Que ahí estarán: en las mismas tertulias, en las mismas radios, en las mismas teles y en las mismas columnas de los diarios. Diciendo sin despeinarse lo contrario de lo que decían hace un mes, como si los lectores y los oyentes y los teleespectadores fuésemos gilipollas. Que lo somos. A fin de cuentas, mande quien mande, quienes tienen el poder siempre necesitan a los mismos.

Fuente: Patente de corso, la columna de Arturo Pérez-Reverte para XL Semanal

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Visto por ahí…

y no andan muy descaminados.  El problema es que este sistema partitocrático no permite otra cosa, salvo el “quítate tú que me pongo yo”.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized