Archivo de la etiqueta: psicologia

Alarmante listado

Estaba leyendo un interesante artículo en The Guardian sobre un estudio de Robert Hare, que contiene esta lista de 20 señales y me quedé en un estado entre la perplejidad, la alarma y la estufefacción.

¿Quién se te viene a la cabeza cuando las lees?

La lista de puntos de Hare

1. MUCHA LABIA y ENCANTO SUPERFICIAL –- una tendencia a ser suaves, enganchadores, encantadores, hábiles, con facilidad verbal. El encanto psicopático no es en absoluto tímido, prudente, ni con miedo de decir algo. Un psicópata nunca enmudece. Por ejemplo, se han liberado de la convención social de hablar por turnos.

2. AUTOESTIMA OSTENTOSA — una visión extremadamente alta de sus propias capacidades y de lo que valen; seguros de sí mismos, testarudos, engreidos,  jactanciosos. Los psicópatas son personas arrogantes que se creen seres superiores.

3. NECESIDAD DE ESTÍMULOS o PROPENSIÓN AL ABURRIMIENTO — una necesidad excesiva de estímulos nuevos, emocionantes y apasionantes, corriendo así riesgos. Los psicópatas a menudo tienen una baja autodisciplina para completar tareas porque se aburren fácilmente. No consiguen conservar el mismo trabajo durante más de un cierto tiempo o, por ejemplo, no terminan tareas que consideran embotadoras o rutinarias.

4. MENTIRAS PATOLÓGICAS — moderadas o altas. De forma moderada serán perspicaces, mañosos, astutos, y listos; en la forma extrema, serán engañosos, secretos, inescrupulosos, manipuladores, y deshonestos.

5. ENGAÑO Y MANIPULACIÓN —  el uso de engaño para hacer trampa, estafar o defraudar a otros para su ganancia personal; distinguiéndose del punto 4, en cuanto a que aquí la explotación y la crueldad insensible están presentes, reflejando una carencia de preocupación por los sentimientos y sufrimiento de sus víctimas.

6. CARENCIA DE REMORDIMIENTO O CULPA — una falta de sentimientos o preocupación por las pérdidas, dolor y sufrimiento de las víctimas. Tienden a ser indiferentes, desapasionados, fríos, y faltos de empatía. Este punto es por lo general demostrado por su desdén hacia las víctimas.

7. AFECTO SUPERFICIAL — una pobreza emocional, o una gama limitada de emociones profundas;  frialdad interpersonal, a pesar de dar señales de ser abiertamente gregarios.

8. INSENSIBILIDAD Y CARENCIA DE EMPATÍA — una carencia de sentimientos hacia la gente en general; es frío, despectivo, desconsiderado, y sin tacto.

9. UN ESTILO DE VIDA PARASITARIO — una dependencia financiera intencional, manipuladora, egoísta, y explotadora de otros, como se refleja en una carencia de motivación, en poca autodisciplina, y en la inhabilidad de asumir responsabilidades.

10. CONTROL POBRE DEL COMPORTAMIENTO — expresiones de irritabilidad, molestia, impaciencia, amenazas, agresión, y abuso verbal; control inadecuado de su cólera y carácter; actúa sin pensar.

11. COMPORTAMIENTO SEXUAL PROMISCUO — una serie de relaciones breves, superficiales, y una selección indiscriminada de compañeros sexuales; varias relaciones mantenidas simultáneamente; un historial de tentativas de imponerse sexualmente a otros, o una muestra de gran orgullo relatando sus proezas sexuales o conquistas.

12. PROBLEMAS CONDUCTUALES TEMPRANOS –- una variedad de problemas de comportamiento antes de los 13 años, incluyendo mentir, robar, hacer trampas, estar involucrado en actos de vandalismo, abusar de otros, tener una actividad sexual, prender fuegos intencionalmente, aspirar pegamento, hacer uso de alcohol, y escapar de casa.
 
13. UNA FALTA DE OBJETIVOS REALISTAS Y A LARGO PLAZO – una inhabilidad o fracaso permanentes en desarrollar y ejecutar planes y objetivos a largo plazo. Una existencia nómada, sin objetivo, careciendo de dirección en la vida.

14. IMPULSIVIDAD –- comportamientos no premeditados recurrentes y faltos de reflexión o planificación; inhabilidad de resistir a la tentación, frustraciones, e impulsos; una falta de reflexión sobre las consecuencias de sus acciones; es temerario, precipitado, imprevisible, errático, e imprudente.

15. IRRESPONSABILIDAD — fracaso repetido en realizar o cumplir con obligaciones y compromisos, como por ejemplo no pagar cuentas o préstamos, realizar trabajos sin cuidado, ausentándose o llegando tarde a trabajar, dejando de cumplir con acuerdos contractuales.

16. FRACASO EN ACEPTAR LA RESPONSABILIDAD DE SUS PROPIAS ACCIONES –- fracaso en aceptar la responsabilidad de sus acciones, que se refleja en una toma conciencia baja, en la ausencia de escrúpulos, en la manipulación, la negación de su responsabilidad, y en un esfuerzo para manipular a otros a través de esta negación.

17. MUCHAS RELACIONES MATRIMONIALES A CORTO PLAZO — no se compromete en relaciones de largo plazo, lo que se refleja en compromisos inconsistentes, informales, y no fiables, incluyendo el matrimonial.

18. DELINCUENCIA JUVENIL — problemas de comportamiento entre los 13 y 18 años; sobre todo en conductas que son delitos o que implican claramente aspectos de antagonismo, explotación, agresión, manipulación, o una insensibilidad despiadada.

19. REVOCACIÓN DE LIBERTAD CONDICIONADA — una revocación de un periodo de prueba u otra libertad condicional debido a violaciones técnicas, como por ejemplo el descuido, poco tino, o el dejar de presentarse cuando lo llaman.

20. VERSATILIDAD CRIMINAL — una gran diversidad de tipos de ofensas criminales, sin importar si la persona ha sido detenida o condenada por su culpa; mostrando un gran orgullo al salir indemne.

Me resulta gravemente preocupante darme cuenta que en la mayoría de los miembros de la casta política se encuentran hasta 15 de estas características.

Pero lo más alarmante de todo es que no constituyen la descripción de un político… sino de un psicópata.

¿En manos de quiénes estamos dejando nuestro destino?

 

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Violar no es cosa de “enfermos”

Después de los espeluznantes sucesos que costaron a vida a Sandra Palo (y que arruinaron para siempre las vidas de sus familiares), a nuestros representantes parece que les preocupa más proteger los derechos del malnacido violador-asesino Rafita y sus secuaces.

De nada sirvieron las lágrimas, los gritos y los ruegos de la madre de Sandra pidiendo un cambio en la ley del menor para que estos delitos sean castigados como se debe.  Desde su Fundación, sigue incansable y heroica batallando por la justicia.  Porque la violación no es cosa de niños, sino que se trata de una deleznable conducta de adultos.  Aunque la realice un menor de edad, que ya sabe muy bien lo que está haciendo porque el uso de razón se adquiere antes que el uso de pene o de vagina.

Con estos antecedentes de dejadez de nuestros “queridos hacedores de leyes”, es lógico que la aberración vuelva a producirse.  Esta vez en primero en Córdoba y luego en Huelva, y nuevamente la víctima es una niña con discapacidad psicológica.  Y volverá a suceder, hasta que alguno viole a la hija pequeña de Bono o de algún otro diputado.  Entonces tal vez la cosa cambie. Pero no antes, lamentablemente.

Mientras eso sucede, vamos a repasar un poco lo que piensan los psiquiatras de la violación.  Y vamos a sorprendernos un poco con las conclusiones de la entrevista, publicada hoy por el diario El Mundo.

 ¿Qué pasa por la mente de esos chicos para llegar a traspasar los límites sociales y morales más básicos de esa manera?

no existe ningún trastorno mental detrás que sirva como atenuante. Simple maldad, falta de educación en respeto y valores, machismo de grupo y el envalentonamiento de los más indecisos siguiendo a un líder son algunas de las causas que podrían explicar lo ocurrido.

– “Vivimos en una sociedad tan ‘hipererotizada’ que lo que me sorprende que es que no haya más casos como éste”. Los menores reciben tantos estímulos sexuales a través de todos los medios de comunicación que “a la mínima ocasión en que uno toma la iniciativa los compañeros se apuntan rápidamente”.

-Existe un “machismo de grupo” detrás de sucesos como éstos, y existe un gran peligro de que se produzca un fenómeno de imitación.

“Lo que sí es obvio es que son chicos que en su casa no han tenido muchas normas morales, seguramente se han criado en familias que no han transmitido una idea del bien y del mal”.

– “Ser mala persona no es un diagnóstico psiquiátrico. No se puede buscar ningún trastorno como atenuante o eximente de lo que han hecho”, asegura indignado a elmundo.es. “El paciente psiquiátrico es un ser que sufre, pero en estos casos no hay ningún respeto al otro; es una brutalidad, una cuestión de mala educación y deben pagar por lo que han hecho”.

– Respecto de la existencia de un líder  y de quienes lo siguen a cometer el delito, tampoco tiene justificación para “los seguidistas”; en estas situaciones,  “hay que saber decir no”.  Y la agresión tiene más que ver con  las ganas de humillar y agredir a la chica que de resolver unas necesidades sexuales como pueda tener un violador adulto.

Y luego les sale la charlatanada de siempre al decir que si necesitan tratamiento y eso.  Lo que necesitan estos HIJOS DE PUTA es educación y castigo. 

5 comentarios

Archivado bajo españa, estupidez, Uncategorized