Archivo de la etiqueta: supermercados

Sánchez Gordillo, el palomo: yo me lo guiso, yo me lo como

y luego lanzo el detritus…. en forma de carta-declaración jurada o “documento oficial” con el rimbombante título  “La verdad sobre los sueldos“:

 

 

 

Una nota aclaratoria:  según el punto 3 de esta “declaración jurada” no existe la plaza de SECRETARIA DEL ALCALDE ni de la Alcaldía.  Lo que existe es un SECRETARIO.  Y se llama Antonio Prados Sánchez.  Hace las veces de secretario técnico, como de secretario-interventor, o secretario-lo-que-haga-falta.  No es un cargo electivo.

Composición del Ayuntamiento (2011-2015) – Cargos electivos

Izquierda Unida (IULV-CA)

  • Juan Manuel Sánchez Gordillo (Alcalde)
  • Rafaela Vázquez Jiménez
  • Antonio Sánchez Hinojosa
  • Juana Sánchez Aires
  • Antonio José Montenegro Rodríguez
  • Esperanza del Rosario Saavedra Martín
  • Romualdo Romero Aires
  • Rocío Rodríguez Saavedra
  • Manuel Pradas Martín

Partido Socialista Obrero Español de Andalucía (PSOE-A)

  • Mariano Pradas Saavedra
  • José Rodríguez Cobacho

Una coña marinera, el “documento oficial” que han colgado en la página web del ayuntamiento de Marinaleda.  Una coña tan grande como que se trata de un “oasis” comunista en medio del desierto capitalista y latifundista.  Lo que es Marinaleda en realidad es el fruto del saqueo.  Una vez más.

2 comentarios

Archivado bajo animaladas, comunismo, españa, frikis, omnipotencia estatal

No es solidaridad: es ROBO

1 comentario

Archivado bajo animaladas, comunismo, crisis, españa, izquierda, sindicatos, socialismo

“Robin” Sánchez Gordillo: de revolucionario a robolucionario

El líder del SAT (Sindicato andaluz de trabajadores), alcalde de Marinaleda y diputado por Izquierda Unida, el cavernícola impresentable de Juan Manuel Sánchez Gordillo, dice que “el polvorín de la desigualdad está encendido y alguien le puede meter mecha, en cualquier momento, por cualquier circunstancia”.

Y para dar credibilidad a sus propias palabras, ha decidido ser él quien encienda la mecha.  Como quien dice “agua va”, el sujeto se ha puesto a la cabeza de unas hordas de pseudo revolucionarios izquierdistas perdidos en el túnel del tiempo, y -emulando a la Argentina en llamas de 1989- se ha puesto a asaltar supermercados bajo el eufemismo de “EXPROPIACIONES ALIMENTARIAS”.  Y se ha llevado los carritos de la compra repletos de alimentos ROBADOS para repartir entre aquellos a quienes él considera “más necesitados”.

Argentina, mayo-junio de 1989. Grupos de activistas ligados al peronismo se dedican a asaltar supermercados en medio de una severa crisis económica. Los disturbios sociales provocados por ellos aceleraron la caída del gobierno de Raúl Alfonsín. La historia se repite de este lado del “charco” más de 20 años después.

El ROBOLUCIONARIO Gordillo tan pronto intenta justificarse diciendo “He robado para dárselo a los pobres“, como acusa al ministro de Interior de “franquista de tomo y lomo” (y dale!) mientras imputa al gobierno de “terrorismo de estado” desde una finca okupada

Y no se pone rojo de vergüenza pero sólo porque ya es rojo y carece de toda vergüenza y decoro.  Gordillo y sus forajidos comunistas, no sólo hacen alarde de un desprecio monumental por la ley, violando flagrantemente el derecho de propiedad privada, ignorando olímpicamente el hecho de que VIVEN de sueldos públicos sufragados gracias a los impuestos que -entre otros- pagan las empresas que él saquea (él mismo recibe un salario de más de 70.000 euros anuales como alcalde de Marinaleda y otros 50.000 más por diputado, aunque diga que dona la mayor parte).  Además,  demuestran sus modales de neandertales al agredir físicamente a una “proletaria” “compañera”, o sea, una trabajadora a la que supuestamente el orate Gordillo debería defender en su calidad de sindicalista:

Sin embargo, ya se alzan algunas voces en defensa del chorizo comunista.  Que si sólo se trata de una puesta en escena…que si el “gobierno fascista” se lanza a perseguir a los “justicieros”, o como dicen el vicepresidente de la Junta de Andalucía Diego Valderas, y  Gaspar Llamazares, compañeros de filas comunistas del chorizo, se trata de “un acto simbólico”...justificado por el Código Penal.  Toma ya interpretaciones jurídicas!

Y algunos, intentan darle el toque de humor al explicarnos con imágenes por qué hay que ser comprensivos con Sánchez Gordillo:  para viajar en primera clase hay que robar muchos Mercadonas….

4 comentarios

Archivado bajo animaladas, comunismo, crisis, españa, izquierda, sindicatos, socialismo