Archivo de la etiqueta: democracia

Votar es….

un montón de ovejas eligiendo entre…..                                                                y…..

Deja un comentario

Archivado bajo democracia, elecciones, humor

La democracia explicada

para niños, vamos… sencillito, sencillito.

¿Te queda claro ahora?

Deja un comentario

Archivado bajo casta politica, democracia, gobierno, humor

Evolución del saludo en España

2 comentarios

Archivado bajo españa, humor

Crisis y democracia

Excelente artículo de Agapito Maestre para Libertad Digital.

Crisis y democracia

Agapito Maestre

Independientemente de que sean o no efectivas para relanzar la economía, las medidas que están tomando los nuevos mesogobiernos autonómicos del PP, por ejemplo, las que ha anunciado De Cospedal para Castilla-La Mancha, dejan claro que asistimos al inicio de otra forma de hacer política que, sin duda alguna, también tendrá consecuencias en el futuro de la socialdemocracia española. La autonomía de la política en el metafórico pacto socialdemócrata, surgido después de la Segunda Guerra Mundial, entre mercado y Estado estaba asegurada siempre que la deuda y el consiguiente déficit fueran razonables, es decir, pudieran satisfacerse sin poner en peligro el mercado, o mejor, la sociedad. Este catón de la socialdemocracia, en verdad, de la izquierda y la derecha democráticas europeas ha saltado hecho añicos por las políticas populistas, es decir, de gasto sin medida, llevada a cabo por nuestros gobernantes. Aquí todos son culpables, aunque reconozcamos que el PSOE de Zapatero se ha pasado.

Una parte de la izquierda no quiere enterarse de ese asunto y culpa a los mercados de imposición, o peor, de querer subyugar a la democracia. Eso es falso. Al contrario, han sido las “políticas” populistas de la izquierda y de la derecha, que sin ninguna autolimitación han gastado sin control alguno las causas fundamentales de la crisis, que ha puesto al borde del abismo el sistema democrático surgido después de la Segunda Gran Guerra. Se impone, pues, otra política y, sobre todo, otro estilo político que antes que mimar al votante, como si fuera un niño mal criado, lo trate como un ciudadano consciente de los límites del sistema político. Ha llegado, pues, la hora de los políticos serios que expliquen con rigor que el actual déficit no sólo es insostenible, sino que pone en cuestión la autonomía de la política: la democracia.

La crisis económica trae, pues, una nueva forma de ejercer la política. No trato de hacer de la necesidad, como se dice

vulgarmente, virtud, sino de resaltar que asistiremos al final de un tipo de político populista, entre los que destacan los nacionalistas, porque la crisis económica le impide mantenerse en el poder a base de deuda y déficit. No se trata sólo de que haya llegado la hora de los recortes para mostrar que podemos pagar la deuda, sino que es imposible ya esa forma de político que se mantiene en el poder en función de darle más a su votante que lo ofrecido por el adversario. Eso se ha terminado.


La crisis es de tal envergadura que ha arrasado a la izquierda dogmática, que aún sigue pensando como si la Unión Soviética no hubiera desaparecido, al sindicalismo, que trata de compaginar la revolución, con la verticalidad del franquismo, y a gentes que todavía creen en la revolución. En fin, la vieja izquierda y, por supuesto, la derecha intervencionista no quieren enterarse de que la rehabilitación del pacto socialdemócrata, es decir, la vía genuinamente política es la salvación de la democracia. En síntesis, si logramos poner frenos al déficit, entonces no habrá deuda. Es la única manera de no depender de los mercados. O se acepta “esto” o a la calle hacer la revolución. Aunque habrás posiciones aún más enloquecidas, por ejemplo, la de aquellos socialistas serios y demócratas que serán obligados por sus torpes dirigentes a estar en los dos sitios. Tendremos ocasión, antes de lo que piensan algunos, de levantar acta de esa locura.

Deja un comentario

Archivado bajo crisis, democracia, economia, izquierda

Mujica: ¿El futuro amigo de Zapatero?

Como muchos sabrán, y otros se enterarán ahora, el próximo 29 de noviembre se decide en Uruguay quién será el presidente.  Existen dos candidatos a ser electos en segunda vuelta:  el ex presidente Lacalle, de tendencia conservadora, y José “Pepe” Mujica, líder del Frente Amplio (una coalición de partidos de izquierda) y un asesino pertenenciente al Movimiento terrorista Tupamaro.

Sinceramente, no logro entender qué sucede en Hispanoamérica, cómo han perdido el rumbo de una manera tan clamorosa.   Y siempre con la inestimable colaboración del desgobierno de Zapatero.

Faltan 29 días para que Uruguay decida su destino:  al lado de Hugo Chávez, los Castro y los Kirchner, o al lado de gobiernos modélicos como el de Uribe en Colombia.  Los pronósticos no son halagüeños, ya que con mantener el mismo caudal de votos obtenidos en primera vuelta, Uruguay vería llegar a la presidencia al terrorista Mujica.

Mientras llega ese día,  y haciendo votos para que Dios ilumine a los uruguayos, os dejo la verdadera historia de los Tupamaros, donde se detalla la participación de “Pepe” Mujica en un asesinato cobarde y a sangre fría:  7 balazos que disparó él contra un inocente que no pudo ni tan siquiera defenderse.  Ese es el “idealismo” de esta gentuza que pretende mirarnos desde una supuesta “superioridad moral” de unos asesinos que pretendían derrocar a un gobierno democrático para instaurar una dictadura marxista. 

Primera parte
Segunda parte

16 comentarios

Archivado bajo democracia, elecciones, terrorismo

A Nerea Alzola le hacen trampas en el PP

A continuación reproduzco íntegro un post de Elentir sobre la nueva  canallada del PP vasco, esta vez contra Nerea Alzola.

De más está señalar la indignación que siento, que sumada al asco que me provocan, hacen que mi voto se aleje definitivamente de una formación política que permite y alienta estas abyecciones.  Y digo alienta, porque como dicen en mi pueblo: peca tanto el que mata como el que tiene por la pata.  Y esta basurilla que se apoderó del PP vasco, traicionando la memoria de Gregorio Ordóñez, y que sólo busca un poco de poder a cualquier costo, no dudaría en pactar ni con el mismísimo diablo si pudiera.

A Nerea Alzola le hacen trampas en el PP

Nerea Alzola anunció anteayer su candidatura a la presidencia del PP de Vizcaya. La portavoz del PP en Sondica, una valiente que ha sido amenazada y agredida por plantar cara a los enemigos de la libertad, reunió los avales necesarios y presentó su candidatura alternativa 10 minutos antes de que finalizase el plazo. Pues bien: Nerea se ha encontrado que el PP ha anulado su candidatura a pesar de cumplir todos los requisitos. Según la comisión que organiza el congreso provincial, Alzola presentó su candidatura a las 12:14h -el plazo vencía a las 10:00h-, a pesar de que en el registro de entrada de la candidatura de Nerea figura claramente que fue presentada a las 9:50. Pero la cosa no se queda ahí.

Y es que según ha denunciado Nerea Alzola a Libertad Digital, han “llamado por teléfono –durante este miércoles por la tarde– a muchos de los militantes que avalan mi candidatura para pedirles explicaciones de por qué avalan mi candidatura y no la del presidente del partido, Antonio Damborenea”.

El lunes Libertad Digital ya había publicado la denuncia de Nerea Alzola sobre lo que está ocurriendo en el PP vasco: “Se está expulsando a personas del partido por apoyar la línea que mantenía María San Gil y se quiere pactar con el PNV los presupuestos de la Diputación de Vizcaya”. Además, la portavoz del PP en Sondica añadió: “existen al menos dos denuncias contra Damborenea y Martínez ante el Comité de Derechos y Garantías del partido por socavar los derechos de los militantes.”

Creo que ante estos sucesos no estaría de más recordar lo que dice el Artículo 6 de la Constitución Española (la negrita es mía):

“Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.

Si la actual dirección del PP es incapaz de respetar la Constitución de puertas adentro, ¿cómo esperar que la respeten y la hagan respetar de puertas afuera, y más mendigando el voto de partidos nacionalistas que no sienten ningún respeto por nuestra Carta Magna? En fin, desde aquí envío mi apoyo y mi abrazo a Nerea.

(Foto: Reuters. Nerea Alzola, a la izquierda, habla con María San Gil en el Parlamento vasco el 23 de mayo de 2008)

5 comentarios

Archivado bajo democracia, hipocresia

Cuando la “diosa” democracia “se equivoca”

Leído en HazteOir.org y para que reflexionemos un ratín sobre la “indiscutible” democracia y el poder omnímodo que le damos a una institución….manejada por hombres falibles.  Probablemente los más falibles de todos.

Por eso -y más que nunca- es necesario recortar, limitar y reducir al mínimo los poderes que otorgamos a esta institución -repito- manejada por hombres profundamente imperfectos.  Cada libertad que cedemos es un grillete que nos ponemos.

El caso Turing prueba que las leyes democráticas no siempre son justas

El castigo legal a un homosexual británico demuestra que la voluntad de la mayoría no convierte una norma en justa, aunque haya sido aprobada democráticamente.

REDACCION HO.- El gobierno del Reino Unido ha pedido perdón públicamente a uno de los matemáticos británicos más brillantes del pasado siglo, Alan Turing, al que se condenó por su homosexualidad en 1952.

Turing se declaró homosexual y, de acuerdo con una ley perfectamente legal y emanada de un estado rigurosamente democrático, fue condenado por “gran indecencia“.

A Turing se le concedió el dudoso honor de elegir la pena: podía escoger entre dos años de prisión o la administración de inyecciones de hormonas para reducir su impulso sexual. El matemático eligió la castración química.

A propósito del supuesto valor de las mayorías en la promulgación de determinadas leyes, señala José María Fernández-Cueto:

“Ningún ser humano es por sí mismo superior a otro. Ni vale el recurso a la suma de las voluntades de todos los ciudadanos. La suma de voluntades no cambia la naturaleza de las mismas. La historia de las democracias cuenta multitud de sinrazones impuestas a una minoría sensata, por voluntad de una mayoría, que en el dejarse arrastrar por la pretendida opinión pública demostraba bien que no lo era.” (José María Fernández-Cueto, Católicos, ¿por qué? Barcelona 1996)

 

No es preciso recurrir a ejemplos extremos, como la llegada al poder de Hitler, para poner en evidencia que la voluntad de la mayoría en las sociedades democráticas no tiene por qué coincidir con la decisión justa, ni mucho menos con la verdad de los hechos. El caso de Alan Turing, que hoy recoge ABC, es paradigmático en este sentido:

“El Gobierno británico ha pedido perdón por el trato «horroso», «completamente injusto» e «inhumano» dado al brillante matemático Alan Turing en los años 50 a raíz de su homosexualidad. Con una disculpa colgada en la página web de Downing Street, Gordon Brown respondía a la demanda de perdón solicitada por una campaña que han firmado 30.805 personas.

La campaña acusaba a las autoridades británicas de haber criminalizado y empujado a la muerte a Turing, uno de los padres de la ciencia de la computación. Precusor de la informática moderna, tuvo un papel decisivo en descifrar los códigos nazis, particularmente los de la máquina Enigma, ideó la «máquina de Turing», un modelo computacional, y a él se debe la «prueba de Turing» sobre inteligencia artificial.

«Sin su destacada contribución, la historia de la Guerra Mundial podría haber sido muy diferente. El deber de gratitud que merece hace todavía más horroso que fuera tratado tan inhumanamente», dice Brown, quien recuerda que Turing fue condenado en 1952 por «gran indecencia», al admitir relaciones homosexuales, y que «su sentencia -tuvo que elegir entre ella o la prisión- fue la castración química mediante una serie de inyecciones de hormonas femeninas». «Te pedimos perdón, te merecías algo mucho mejor», declara el texto de Downing Street.

Se da por sentado que el científico se suicidó, tal como constó en el veredicto oficial, aunque algunas hipótesis hablan de asesinato o suicidio forzado tras el que se encontrarían los servicios secretos, temorosos de que la homosexualidad de Turing fuera una debilidad susceptible de chantajes.

La increíble carrera de Turing quedó truncada en 1951, cuando a sus 39 años se encontraba en la madurez profesional. Para evitar la condena por un delito que normalmente estaba penado con dos años de cárcel, aceptó someterse a un tratamiento hormonal destinado a reducir la libido.

Se le prohibió viajar a Estados Unidos, lo que limitaba su actividad y proyección como científico, y su reputación se derrumbó por la publicidad que se dio al caso.”

3 comentarios

Archivado bajo democracia